Los colchones antiescaras: Mimar la piel más frágil

Si eres cuidador de una persona frágil, un mayor habitualmente o alguien que pasa mucho tiempo en cama, alguien te habrá hablado de los colchones antiescaras y lo importante que es tener uno pero, ¿quién te ha explicado QUÉ es, POR QUÉ tenerlo y CUÁL elegir?, aquí te dejo una pequeña ayuda y una selección de los mejores colchones antiescaras de Amazon.

¿Qué son las escaras?

También llamadas, úlceras por presión yagas o heridas por las sábanas, son lesiones de la piel que se producen por la presión constante que ejerce una superficie relativamente dura (un colchón) sobre una piel muy frágil.

Para poder entenderlo imagina un sándwich, una tapa de pan es un hueso como por ejemplo el del talón, otra tapa de pan es el colchón y el queso del medio es la piel, pero imagínate que el pan es muy, muy duro, si dejas ese sándwich calentito y sin moverlo durante toda una noche seguro que a la mañana siguiente el queso estará medio derretido o blando pero ya no será una loncha tersa como la que pusiste al principio.

Con esta explicación tan básica puedes entender lo que sufre una piel frágil cuando la dejamos apoyada sobre el colchón, sin ningún tipo de movimiento durante unas horas. Es muy frecuente que acostemos a nuestra persona mayor por la noche y al levantarle por la mañana después de 8 horas en la misma posición encontremos que tiene una rojez en la zona del sacro (por encima del culete), en los talones o en los codos:¡ ALARMA! Esa rojez es el primer nivel para que en unas pocas horas más sin moverle aparezca la piel levantada o una herida más profunda.

La úlceras por presión pueden llegar a ser una pesadilla para la persona encamada, son largas de curar y generan mucho dolor y malestar a la persona que las padecen siendo además un foco para que se compliquen por una infección. Por todo esto, prevenir estas lesiones es la mejor medida a tomar.

¿Por qué tener un colchón antiescaras?

Los colchones antiescaras son  un instrumento muy útil para evitar la aparición de las úlceras por presión. Junto con la supervisión constante de las zonas de riesgo de la piel ( sacro, talones, tobillos, codos, orejas, escápulas…) y los cambios de posición de la persona inmovilizada cada 2-3 horas, los colchones son una gran herramienta para que la piel cambie las zonas de presión durante todas las horas que la persona pasa en cama o sentada en el mismo sillón.

Existen 3 tipos de colchones antiescaras: De agua, de espuma o de aire alternante. En este post sólo os hablaré de los de aire ya que son los más efectivos en la prevención de lesiones en la piel.

Los colchones de aire alternante tienen lo que se llaman “celdas”, son como saquitos que se hinchan y deshinchan cada poco tiempo, cambiando así los puntos de presión sobre la piel. Para que te hagas una idea mejor, son como una colchoneta de la playa, unida a un compresor que se pone a los pies de la cama y se encarga de hinchar y deshinchar un lado u otro cada 5-10 minutos.

Estos colchones se ponen sobre el colchón normal que tenemos en la cama, y sobre ellos las sábanas y ropa de cama habituales.

¿Qué colchón antiescaras compro?

Pues como cualquier producto que queramos comprar, lo primero es saber las condiciones de la persona que lo va a utilizar.

  • Ten en cuenta el peso de la persona encamada: Casi todos los colchones antiescaras están diseñados para personas hasta 100 Kgr de peso, otros hasta 130 Kgr e incluso hasta 140 Kgr. Por eso, si la persona que cuidamos es muy obesa éste será nuestro primer criterio. Pero también es importante valorar el peso cuando la persona pesa muy poquito ya que si elegís un colchón que aguante hasta 130-140 Kgr puede que al hincharse le sea muy duro e incómodo.
  • El precio: No siempre el colchón más caro es el mejor, mi consejo es que seleccionéis marcas especializadas en el tema como Queralto o Apex
  • El ruido: el bienestar que queremos ofrecer a la persona encamada a la que cuidamos puede verse alterado si el compresor que acompaña al colchón hace mucho ruido. Tened en cuenta que estará en funcionamiento, al menos, durante las horas de descanso de la noche, sino, durante todo el día si la persona está totalmente encamada.
  • Las dimensiones de la cama: hay colchones antiescaras de diferentes anchuras por lo que quedarán mejor o peor en nuestra cama.

Espero que ahora sea un poquito más fácil elegir, de todas formas, os dejo una breve selección de los colchones antiescaras recomendados por cubrir de manera eficaz las necesidades de la mayoría de personas con piel frágil:


Colchón antiescaras Queraltó SY400

69,95€ 69,95€
3428 días restantes
Aconsejado para pesos hasta 130 Kg. Dimensiones: 182 x 80 x 12 cm. Ruido: hasta 40 dBA. Ciclos de alternancia de aire: cada 8 minutos

Colchón antiescaras Apex Domus 2 Plus

185,10€ 185,10€
3428 días restantes
Aconsejado para pesos hasta 140 Kg. Dimensiones: 200 x 80 x 10.2 cm. Ruido: hasta 33 dBA. Ciclos de alternancia de aire: cada 9 minutos

Colchón antiescaras Queraltó SY300

34,95€ 34.95€
3428 días restantes
Aconsejado para pesos hasta 100 Kg. Dimensiones: 200 x 88 x 7 cm. Ruido: hasta 40 dBA. Ciclos de alternancia de aire: cada 8 minutos

Espero haberte ayudado, no olvides que PARA CUIDAR A OTROS SIEMPRE HAS DE CUIDARTE A TI MISMO.

Nota: este artículo puede contener links de afiliado, lo que significa que obtenemos una comisión si decides comprar a través de nuestros links, sin ningún incremento de coste para tí. La información y opiniones que mostramos son totalmente independientes, y este sistema sirve para sufragar los gastos y mantener esta web viva. Gracias por tu ayuda.

Estamos encantados de saber lo que piensas

Deje una respuesta

Cuida de tu vida
Logo